Está amplia y científicamente demostrado que en las empresas en las que se aplica la Inteligencia Emocional:

  • Los trabajadores felices son más comprometidos, más responsables y más honestos lo que aporta diferenciación a la organización.
  • Los trabajadores felices son más comprometidos, más responsables y más honestos lo que aporta diferenciación a la organización.
  • Se reducen los conflictos, fomenta el trabajo en equipo y la comunicación se vuelve más efectiva.
  • Los niveles de estrés disminuyen, así como los riesgos psicosociales derivados del trabajo, reduciendo las bajas por estrés, burnout, etc.
  • Sensibiliza a los profesionales en términos de Honestidad e Integridad, dotando a la empresa de valores humanos.
  • Inculca preocupación por la Imagen, tanto personal como de empresa.
  • La cultura de la cortesía, del buen trato, del respeto… hacen que la empresa sea distinta a las demás, y por tanto, única.
  • Proporciona herramientas que nos ayudan a ser mejores personas en todos los ámbitos de la vida. El éxito de una persona radica en su Coeficiente Emocional en valores del 80%, tanto a nivel personal como profesional.
  • Y una cosita más… fideliza a los clientes y torna a la empresa de cualidades diferenciadores y altamente competitivas.

Este proyecto de Inteligencia Emocional que he desarrollado para su aplicación en empresas contribuirá a afianzar el desarrollo integral de cada profesional mediante el conocimiento y la reflexión en temas de utilidad basados en el campo de las emociones, fundamentalmente Habilidades Sociales e Inteligencia Personal.

Maravilloso, ¿verdad?

Pues este proyecto ya ha sido validado por algunas empresas en las que se ha implantado de forma parcial, demostrando su utilidad práctica (se garantiza el cambio positivo).
Los diferentes contenidos, así como la estructura y metodología del proyecto son exclusivos e inéditos, estando en proceso de Registro en Propiedad Intelectual.

Servytronix S.L. empresa con una gran inteligencia emocional.